Dieta para la Gastritis Crónica y Colon Irritable

Muchos son los alimentos que existen en el mundo para tratar x o y enfermedad, pero  hoy aprenderás sobre una dieta para la gastritis crónica y el colon irritable, así que si quieres saber sobre cual es la mejor dieta y la más recomendable para estas enfermedades estás de suerte, porque justo hoy vamos a revelarte los mejores tips para estos dos males.

  Dieta recomendada para la gastritis crónica y el colon irritable  

La mejor Dieta para la Gastritis crónica y el Colon Irritable

A pesar de todas las diferentes causas por las que pueden aparecer estas dos complicaciones, una manera efectiva de tratarlas es con los alimentos ideales, así que de ser necesario toma papel y lápiz.

Pero, hay que destacar que no siempre se pueden consumir ciertos alimentos en el día a día y por eso se necesita saber de forma acertada cuales son los que se pueden usar en caso de tener gastritis crónica y un colon irritable, por esta razón aprenderás todo lo que debes de tener en cuenta al momento de comer o de adquirir un método acertado para acabar con estas dos enfermedades lo antes posible.

 1. Disminuir la fibra insoluble 

Bien sabes que la fibra es uno de los componentes más importantes a la hora de comer para tener una buena y adecuada digestión, así como un tránsito intestinal saludable, de modo que en el momento de la evacuación todo resulte fácil.

Sin embargo, el tipo de fibra insoluble es el que no se recomienda en este caso de gastritis crónica y colon irritable, ya que suele ser un factor influyente en el malestar de los desequilibrios intestinales que comúnmente pueden dañar tu forma de vivir.

Algunos de esos alimentos con fibra insoluble son los integrales como: el arroz, las pastas, el pan, entre otros.

 2. Aumentar la fibra soluble 

Ya conociste la fibra insoluble, pero en este caso, la fibra soluble es el tipo que sí puedes consumir en tu día a día, ya que es la que necesitas para tener una alimentación ideal en el sentido de incentivar el buen tránsito intestinal y también la digestión.

Asimismo, verás que con estos alimentos ricos en fibra soluble podrás tener muy pronto alivios en los malestares que antes te fastidiaban frecuentemente. Esa fibra soluble la puedes obtener en forma de mucílagos (Lo puedes obtener de la algarroba, en el plántago, en el lino, o también en la chía), gomas o pectinas.

Algunos de estos alimentos con fibra soluble pueden ser el membrillo o la manzana en dulces, aunque también puedes optar por los suplementos alimenticios de la fibra soluble.

 3. Beber mucha agua e infusiones 

Tal vez ya lo sabes, pero debes tener en cuenta siempre que en medio de la gastritis crónica y el síndrome de colon irritable puedes tener una reducción increíble en tu hidratación, debido a la diarrea que se produce y a los vómitos que se vuelven tan frecuentes.

Por  lo tanto es recomendable que bebas mucha agua durante el día, más o menos dos litros, con el fin de contribuir a la buena hidratación. Por otra parte, puedes contar también con el consumo de infusiones que te ayudan no sólo a hidratarte, sino a calmar tus síntomas.

Entonces, algunas de las hierbas que puedes usar en las infusiones son la manzanilla, hierbaluisa, hierbabuena, orégano, menta, entre otras.

 4. Frutas 

Por lo general, las frutas no pueden faltar en tu cocina, en este caso es muy importante que no olvides comprar manzanas y peras, que son las frutas que en estas enfermedades se recomiendan en gran cantidad.

Igualmente, puedes optar por la papaya en el caso de que estés padeciendo de estreñimiento, así como también la banana, que contienen mucha fibra buena para la digestión y la adecuada evacuación que necesitas.

Por otro lado, si no quieres consumir siempre las frutas crudas, puedes bien hacer papillas o compotas, o simplemente preparar jugos nutritivos y combinados.

 5. Frutos secos 

Los frutos secos contienen gran diversidad de propiedades que puedes aprovechar para eliminar la gastritis crónica y ratar el colon irritable, tales como las vitaminas, sobre todo la B12 y minerales, fibra, ácidos grasos omega 3 y omega 6, y otras grasas sanas, y más.

Por tal razón, es muy bueno que pienses en comer frutos secos, más que nada en los momentos de merienda, como puede ser en las tardes o a media mañana, pero sin excederte obviamente de la cantidad que te recomiende tu doctor.

Esos frutos secos pueden ser las almendras, nueces de todo tipo, avellanas, entre otras que son muy comunes y fáciles de obtener en cualquier tienda o supermercado.

 6. Lácteos sin lactosa 

Es normal que en ocasiones sientas muchas ganas de comer algo que contenga leche o cualquier producto lácteo común. Sin embargo cuando tienes estas dos enfermedades no puedes darte el gusto de comer cualquier cosa.

Por lo mismo, es recomendable que cuando quieras consumir lácteos, procures hacerlo con los que no tienen lactosa, ya que son los no te ocasionan problemas en cuanto a los síntomas que se agravan al momento de comer o tomar productos lácteos.

Así, algunos de esos alimentos serían los quesos descremados que se untan, la leche descremada, o incluso el yogurt, que es uno de los alimentos más adecuados parta los problemas intestinales.

 7. Verduras y legumbres 

Las verduras y las legumbres son los alimentos más ligeros y nutritivos que puedes consumir en tu dieta diaria, ya que contienen fibra, y muchos minerales, como el hierro y zinc, que son necesarios para la buena salud estomacal, y de los huesos.

Por tal motivo puedes considerar incluir en tu dieta algunas verduras como los espárragos, las zanahorias, la cebolla y el ajo. En cuanto a las legumbres, estas pueden ser los guisantes, lentejas y también la soja.

No olvides que estos alimentos de verduras y legumbres deben ser muy bien lavados primero que todo y cocinados, para eliminar toda bacteria presente en ellos.

Cada alimento que consumes, será una forma de cuidarte o dañarte a ti mismo, así que piénsalo dos veces antes de incurrir en malos hábitos, seguramente no quieres dañar a tu propio organismo ¿Verdad?

Es importante destacar que el síndrome de colon irritable a diferencia de la gastritis, es una enfermedad mucho más delicada y requiere de diferentes una adecuada alimentación y el uso de otros métodos naturales o bien sea ayudado por antibióticos para poder eliminar éste mal.

El no cuidar una simple gastritis puede tomar ventaja rápidamente y desencadenar algo peor y más dificil de controlar como lo es la gastritis crónica.

Al convertirse en una gastritis crónica, esta afección hace que los síntomas que ya son bien molestos, sean algo más peligrosos en cierto sentido y mucho más difíciles de reducir y ya no serán tan efectivos los tratamientos naturales así como en la mayoría de los casos de gastritis sencilla, en dónde la aplicación de algunos tratamientos y una alimentación ligera y balanceada es suficiente.

Así, pues, una dieta para la gastritis y el colon irritable es la que te ayudará en tu proceso de controlar y eliminar esa gastritis crónica y disminuir las situaciones en las que el colon irritable te hace pasar malas situaciones.

Dieta para la Gastritis Crónica y Colon Irritable
Puntúa de 1 a 5

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *