Gastritis Atrófica

Muchas son las enfermedades que pueden atacar en tu vida, sin embargo la gastritis es una de las más complejas y generalmente no se le da toda la importancia que requiere y tiende a empeorar la salud del que la sufre si no se hace nada.

Por eso, es necesario que aprendas siempre acerca de este mal y en los diferentes tipos en que se comprende, ya que serviría de algún modo para poder prevenir la aparición de la misma y las diversas complicaciones o consecuencias que atrae consigo, hoy vamos a hablar de la gastritis atrófica, los síntomas, las causas y cómo prevenirla y curarla.

Por otro lado, debes saber que la gastritis se ha vuelto una de las enfermedades más populares en la actualidad, ya que ha llegado a afectar a más del 70% de la población mundial, lo cual no es nada alentador, pero por esa misma razón es que te debes cuidar.

Cuando la gastritis no se trata debidamente, o cuando no es diagnosticada a tiempo, puede ocasionar uno que otro problema en tu organismo, como por ejemplo el aumentar las probabilidades de padecer cáncer por las úlceras del estómago que podrían generarse a través de la misma gastritis.

He aquí la importancia de aprender sobre la gastritis atrófica, y los diferentes tipos que probablemente estarían afectando tu vida en cualquier momento, ashi vamos.

  A qué se le llama gastritis atrófica 

Qué es la Gastritis Atrófica

Últimamente, la gastritis se ha podido clasificar en distintos tipos, gracias a los diferentes estudios realizados a lo largo de los años.

Pero en realidad ¿A qué se le llama gastritis atrófica? Esta es una de las preguntas que posiblemente te puedes estar haciendo en éste mismo instante.

Pues la gastritis aparece comúnmente cuando una persona, en este caso puedes ser tú, sufre de una severa o leve inflamación en la mucosa gástrica y de este modo puedes llegar a sufrir una gastritis leve, la cual casi siempre es muy fácil de eliminar con un tratamiento sencillo, o también una gastritis crónica, que es un poco más complicada.

Y en concreto, dentro de las gastritis crónicas, hay una clasificación a la cual pertenece la gastritis atrófica, cuya afección se genera por una inflamación en la parte de la membrana interna de tu estómago que lleva varios años, es por esto  que se le llama gastritis atrófica.

En fin, ya que sabes un poco más acerca de la gastritis atrófica, es momento de que conozcas algunos de los síntomas que se generan cuando aparece este mal estomacal.

 5 síntomas de la gastritis atrófica que no debes ignorar  

Es obvio que así como todos los tipos de gastritis que puedes conocer, la atrófica en este caso cuenta con diversidad de síntomas que la comprenden y que no debes dejar de conocer en todo momento si quieres prevenirla a tiempo y más aún si ya estás pasando por esta afección.

Sin embargo, no todos los síntomas pueden ser iguales en cuanto a los tipos de gastritis y en la gastritis atrófica los síntomas que se presentan son los siguientes.

 1. Anemia 

En este caso son muy presenciales los malestares que aparecen por la anemia, ya que la gastritis atrófica, como su nombre lo dice, suele atrofiar tu sistema digestivo y por esto afecta a tu organismo por completo, ocasionando así una severa reacción.

De tal forma, los malestares por la anemia en la gastritis atrófica son: la sensación de desfallecimiento, mareos, inestabilidad mental y al caminar, palpitaciones, hormigueo en las extremidades y/o sensación de zumbido o debilidad en tus oídos.

 2. Dolor abdominal 

Comúnment  el dolor abdominal es algo que todo el mundo conoce que sin duda se presenta al momento en que tienes gastritis o cualquier otro malestar intestinal, gracias a que en el lugar en que se ocasione el daño, suele representarse de algún modo en la zona abdominal o ventral.

Por lo tanto en este caso de gastritis atrófica no puede faltar este malestar, que se presenta normalmente con bastante intensidad, haciendo al mismo tiempo que no puedas cumplir con tus labores domésticas o del trabajo por culpa de ese dolor que se vuelve cada vez más fuerte.

 3. Vómitos o náusea 

Ocasionalmente, es posible que solo tengas algunas señales de náuseas cuando tienes gastritis atrófica, debido a los diferentes alimentos que tu organismo no acepta , la reacción ante tal rechazo son las náuseas, para prevenirte de lo que comes.

Pero hay veces en que las náuseas pueden aparecer de manera inmediata acompañada de vez en cuando por los vómitos, que ocurren más que nada cuando tu organismo dice “basta” y decide expulsar esos alimentos que por lo general no le agrada.

 4. Diarrea o estreñimiento 

Otro malestar que hace que las personas así como tú se debiliten o quieran prontamente acabar con la gastritis como sea es la diarrea, que suele ser de forma grave o aguda, en dependencia obviamente de lo que es el malestar en sí y de la gravedad de tu gastritis.

Por otra parte, si no es la diarrea la que te está molestando por este tipo de gastritis entonces debes tener en cuenta que tal vez pueda estar presentándose en tu vida diaria un estreñimiento, que es cuando no puedes evacuar de forma natural y sencilla.

 5. Malestar general 

Obviamente en la gastritis atrófica, al igual que en la diversidad de enfermedades que te suelen atacar, no puede faltar  el malestar general, que es una breve y clara reacción de lo que sería una debilidad corporal y baja de los nutrientes o propiedades para tu salud.

Así pues, esos síntomas que comprenden al malestar general pueden ser el dolor de cabeza, sueño, hinchazón en los pies o piernas, dolor muscular, como en los brazos y las piernas, entre otros, que siempre pueden generarse de forma inesperada.

Pueden haber muchos más síntomas que se presenten con la gastritis atrófica pero los que acabas de conocer, son los que sin duda alguna no debes dejar pasar por alto, ya que te pueden hacer pasar por unos días terribles.

Y para que sepas también cuáles son algunas de las causantes de la gastritis atrófica, mira lo siguiente:

 3 causas de la gastritis atrófica 

Si bien la gastritis atrófica es uno de los males más complejos a la hora de atacarla, las causas pueden ser muy simples a pesar de la gravedad de la enfermedad.

Aun así, es importante que sepas muy bien cuáles son las causantes de la gastritis atrófica, no sólo para que lo sepas, sino también para que puedas prevenirte de tales sucesos que podrían marcar tu vida de una forma que seguro no quieres recordar.

Las 3 causas de la gastritis atrófica son:

 1. Antiinflamatorios y estilo de vida 

Ciertamente, el estilo de vida influye bastante en lo que puede ser la aparición de las enfermedades, ya que todo lo que haces, comes o dejes de hacer, puede hacerte bien o mal para tu organismo, dependiendo del tipo de acción que ejerces.

Aparte, los antiinflamatorios también son muy dañinos para tu salud, puesto que estos hacen que tu estómago e intestinos se irriten bastante y así, en conjunto con un estilo de vida nada bueno, podría hasta ser mortal para tu propio organismo y provocar la llamada gastritis atrófica química.

 2. Procesos autoinmunes 

Esta es una causa que hace aparecer la gastritis atrófica tipo A, en dónde el proceso inmune cumple cierta función en el organismo donde genera el  tratamiento adecuado para acabar con los malestares o problemas estomacales.

Este proceso ocurre cuando tu organismo propiamente detecta que las células de la membrana interna de tu estómago son dañinas para tu cuerpo y por consiguiente las suele atacar, cumpliendo así con la autoinmunidad de tu sistema.

 3. Bacteria Helicobacter Pylori 

De seguro ya conoces un poco sobre este tema de la bacteria Helicobacter Pylori, que es una de las causas más frecuentes, reales y dañinas por la que aparecen los malestares estomacales o intestinales, provocando al mismo tiempo la gastritis atrófica de tipo B.

Esta bacteria en tu cuerpo, entra a través de alimentos que consumes en mal estado, mal cocinados, o incluso mal lavados, también por beber el agua que posiblemente está contaminada, entre otros, esta bacteria puede destruir la membrana interna estomacal de manera gradual.

Hay que destacar que a pesar de que muchas de las causas que pueden hacer aparecer la gastritis parezcan muy comunes y complicadas,  en realidad son muy fáciles de prevenir con tan sólo algunos métodos caseros adecuados para ti.

  Qué hacer para prevenir la gastritis atrófica  

Muchas son las medidas que puedes tomar en cuenta para prevenir de una forma u otra la gastritis atrófica.

Por tal razón, es necesario que conozcas a continuación algunos consejos ideales al momento de preparar tus comidas, o simplemente de ejercer cualquier tipo de acción o decisión que pueda influir de alguna manera en tu salud.

 1. Lava y cocina muy bien tus alimentos 

La hiiene es de lo más importante, principalmente en las frutas, verduras, hortalizas y los vegetales, que son los alimentos que debes siempre tener una limpieza absoluta para evitar que estas bacterias que posiblemente se encuentren alojadas en su capa o piel entren a tu organismo.

A la vez, debes siempre cocinar de forma adecuada cada una de las comidas que pretendas consumir, para que no queden muy crudas, pero tampoco tan cocidas que puedan hasta parecer quemadas, ya que tampoco es bueno para tu salud.

 2. Bebe agua filtrada 

Claramente, el agua es una de las sustancias más importantes en la vida de cada persona, así como en la tuya, no sólo para mantenerse en una hidratación adecuada, sino también para producir una mejor digestión y tránsito intestinal, así como para combatir enfermedades y mucho más.

Por eso mismo, procura que el agua que vayas a consumir diariamente y en gran cantidad se encuentre siempre en buen estado y llegue ya filtrada o procesada, evitando el agua de pozos, que son las que se contienen de más bacterias dañinas o parasitarias que estimulan el desarrollo de esta enfermedad.(Mira estos TIPS para Curar la Gastritis.)

 3. Deja el sedentarismo y muévete 

Una de las cosas más importantes a la hora de mantenerte en buena salud y que nunca debes ignorar en tu día a día es el ejercicio, que no solamente es bueno para tener un buen cuerpo en lo físico, sino que es necesario igualmente para una mejor salud intestinal y general.

Y es que con el ejercicio, puedes llegar a tener una digestión adecuada, una buena salud mental, mejor circulación, fuerza corporal, un buen funcionamiento del sistema inmunitario, entre muchos beneficios más que contribuyen a tu salud intestinal. Por eso se aconseja dejae el sedentarism y practicar la actividad física que  más te guste.

¿Recuerdas lo bien que te sentías cuando eras niño y pasabas día y parte de la noche jugando, corriendo, saltando, y más?

Pues, ahora es cuando todos esos movimientos que de niño no te costaban nada hacerlos debes aplicarlos en tu vida diaria, ya que te ayudarán definitivamente a mantenerte en buena forma y salud corporal gracias a que con esto puedes poner en marcha todo tu sistema en su completa extensión.

Además de los ejercicios, también puedes llevar una alimentación balanceada, para que contribuyas a mejorar la energía que a tu cuerpo le hace falta para moverse bien, a tu cerebro para pensar y manejarte, y a tu inteligencia para usarte, lo cual puedes hacer también por medio del consumo constante de un té de hierbas diariamente, de este puedes obtener muchas propiedades excelentes.

Para finalizar, es importante que no dejes que la gastritis atrófica entre en tu vida, para que no tengas que sufrir por culpa de los malestares que a diario suelen ocasionarte impedimentos para la realización de todo lo que te gusta.

Así que esperamos que te mejores pronto, pero antes de irte dinos :  ¿Tienes Gastritis Atrófica? 

Gastritis Atrófica
3 (60%) 2 votes

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *